DOS RAZONES

Sólo hay dos razones:

la razón del ELLO

y la razón del SUPERYÓ.

La razón de la CARNE

y la razón del ESPÍRITU  PURO.

Si se razonara este principio

no habría pleitos ni guerras.

Anuncios

LA NÍNIVE ESPIRITUAL DE HOY

(Nahúm  3. 1-4)

¡Ay de ti, ciudad sanguinaria, toda llena de mentira y de rapiña,

Sin apartarte del pillaje!

Chasquido de látigo, y fragor de ruedas, caballo atropellador,

Y carro que salta.

Jinete enhiesto, y resplandor de espada, y resplandor de lanza;

Y multitud de muertos, y multitud de cadáveres;

Cadáveres sin fin, y en sus cadáveres tropezarán,

A causa de la multitud de fornicaciones de la ramera de hermosa gracia,

Maestra en hechizos, que seduce a las naciones con sus fornicaciones,

Y a los pueblos con sus hechizos.

(Santa Biblia Judeocristiana Versión Reina- Valera 1960.)

CONTRARIEDADES

Tus caminos ¡oh mi Dios! contra mis caminos;

Tus Razones mi Dios, en contra de mis razones;

Tus amigos mi buen Dios, en contra de mis amigos;

Tu justicia ¡oh mi Dios! contra las injusticias;

Tu amor puro y Divino mi Dios, contra el amor animal;

Tus hijos mi Dios, contra los hijos del mal.

LA FE EN JESUCRISTO DE NAZARET SE RAZONA

  • La fe en Jesucristo de Nazaret de Israel que vivió hace más de dos mil años se razona con las premisas y/o promesas bíblicas judeocristianas que emanan del Libro Sagrado.
  • La fe en Jesucristo de Nazaret se razona con premisas Bíblicas Judeocristianas a priori que se comprueban posteriori en el cristiano maduro y/o de grado alto de fe, esperanza y amor.
  • La fe en Jesucristo de Nazaret se razona de la Lógica Divina de YHWH, que ontológicamente es el mismo, siendo dicha Lógica ilógica para los humanos.
  • La Lógica Bíblica Judeocristiana es obtener un milagro sin un proceso y método científico.
  • Razonar la fe en Jesucristo de Nazaret es inferir las razones bíblicas comprobadas por las demostraciones y testimonios que Dios ha hecho, hace y hará.
  • Nadie razonará las premisas Divinas de Dios sin Justicia Divina en practica.
  • Dios no razona, pues Él es Omnisciente, es decir, todo lo sabe. El don y/o arte de razonar es un proceso espiritual-psíquico humano en la sinapsis neuronal de preceptos Divinos (fe) y razones científicas (razón).
  • Fórmula teológica para razonar Razones Superiores de Dios: Verdad+Justicia+Amor de DIOS= Alto Nivel Espiritual e intelectual.
  •  Muy pocos cristianos razonan la fe en Jesucristo de Nazaret y de YHWH, por la razón de ser injustos.Ya que el libro de Job dice que el justo, de nivel alto, razonará con Dios.
  • Tres razones esenciales son: La Razón de YHWH, la razón de Satanás y la razón humana, las dos primeras se asientan el el superyó (espíritu puro) ello (alma impura).

JEHOVÁ ES MI LUZ Y MI SALVACIÓN

SALMO DE DAVID (Salmo 27. 1-6, RV-1960)

Jehová es mi luz y mi salvación;

                                                                                 ¿De quién temeré?

Jehová es la fortaleza de mi vida;

¿De quién he de atemorizarme?

Cuando se juntaron contra mí los malignos,

Mis angustiadores y mis enemigos,

Para comer mis carnes,

Ellos tropezaron y cayeron.

Aunque un ejército acampe contra mí,

No temerá mi corazón;

Aunque contra mí se levanta guerra,

Yo estaré confiado.

Una cosa he demandado a Jehová,

Está buscaré;

Que este yo en la casa de Jehová

Todos los días de mi vida,

Para contemplar la hermosura de Jehová,

Y para inquirir en su santo templo.

Porque Él me esconderá en su tabernáculo

En el día del mal;

Me ocultará en lo reservado de su morada;

Sobre una Roca me pondrá en alto.

Luego levantará mi cabeza

Sobre mis enemigos que me rodean,

Y yo sacrificaré en su tabernáculo

Sacrificios de júbilo;

Cantaré y entonaré alabanzas a Jehová.

CONÓCETE A TI MISMO Y A DIOS

La Palabra de Dios nos enseña quienes somos, de donde venimos y a donde vamos. También nos enseña que el hombre es carne (ello) y espíritu (superyó). Que por la carne [(ello) defectos] peca y tiende al mal; y por el espíritu humano [(superyó) virtudes] tiende a hacer el bien. Así mismo, dicha Palabra de Dios, que es la Santa Biblia Judeocristiana, nos enseña  quien es Dios, quienes somos y que desea de nosotros.

1.- ¿QUIENÉS SOMOS? Según nos enseña la Palabra de Dios en Gálatas 5.17, aunque esta enseñanza es en particular para la Iglesia de Cristo, la aplicaremos de manera general (Iglesia, judíos y gentiles), ya que todos los hombres tienen, en algún tiempo de su vida, una lucha carnal (ello y/o pecado) contra el espíritu humano (superyó y/o bien). Analicemos el pasaje antes dicho:

 “[…] Porque el deseo de la carne (ello) es contra el Espíritu, y el Espíritu es contra la carne; y estos se oponen entre sí, para que no hagáis lo que quisiereis…” (Gálatas 5. 17). Se entiende que dentro del hombre hay una guerra espiritual del mal (carne) contra el bien (espíritu humano) o del bien contra el mal.

2.- ¿DE DÓNDE VENIMOS? En la escuela enseñan que venimos del mono, según C. Darwin; y algunos hombres piensan que procedemos de otras cosas, sin embargo la Santa Biblia, que es Palabra de Dios, nos enseña que el hombre proviene de Dios, según el salmo 100.3 que a la letra dice: “[…] Reconoced que Jehová es Dios; Él nos hizo, y no nosotros mismos…” Por esta razón divina sabemos que Él nos hizo, y por ende de Él venimos.

3.- ¿A DÓNDE VAMOS? Antes vimos, de manera breve, que Dios nos creó, por esta razón divina, vamos a Él, sí y solo sí creemos y aceptamos que su Hijo Jesucristo murió en la cruz del calvario, por nuestros pecados y resucitó al tercer día y, vive y reina para siempre. Analicemos lo que Jesucristo dijo: “[…] El que oye mi Palabra, y cree al que me envió, tiene vida eterna; y no vendrá a condenación, mas ha pasado de muerte a vida…”

4.- JESUCRISTO ES EL SALVADOR Si somos pecadores, como lo dice la Biblia en Romanos 3.23 “[…] por cuanto todos pecaron, y están privados de la gloria de Dios…”  (NVI), entonces seremos justificados (perdonados) por la redención de Cristo Jesús, según dice la Biblia en Romanos 3.24.

Concluimos este breve tratado con las palabras inspiradas por el Espíritu Santo al Apóstol San Pablo, dirigidas al joven pastor Timoteo que dice: “[…] Ten cuidado de ti mismo y de la doctrina…” Entendiéndose que, el gran peligro de herejía radica en uno mismo (ello) y, la doctrina sistemática o didaque cristiana, cuando esta es adulterada con paganismo que son: sectas, doxas (opiniones sin lógica bíblica), dogmas, sofismas (mentiras conscientes), paralogismos (mentiras inconscientes), tradiciones, costumbres de los pueblos contrarios a Jesucristo de Nazaret.

Amigo, te invitamos a estudiar y escuchar la Palabra de Dios en un templo que enseñen la Sana Doctrina Cristiana, de acuerdo a la Razón Superior de Jehová Dios, que es la Santa Biblia Judeocristiana. ¡DIOS LO BENDIGA!

ONTOLOGÍA DE YHWH

  • El Ser Divino Jehová se compone del Padre (YHWH)+Hijo (Jesucristo de Nazaret)+Espíritu Santo. Su fórmula ontológica es: PADRE+HIJO+ESPÍRITU SANTO=DIOS. Son tres en uno, como a imagen y semejanza ontológica Divina fue creado el hombre que es: cuerpo+alma +espíritu, según enseña la Santa Biblia Judeocristiana.
  • Hay dos ontologías: Una infinita de Jehová y la otra finita de Satanás. Por esta razón el hombre es finito o es infinito, según su predestinación y/o elección.
  • Las ontologías benignas y malignas se proyectan en el superyó ello del corazón del hombre.
  • Con YHWH por medio de Jesucristo se Es; y con Satanás no se es.
  • Por medio de Jesucristo los hombres nos integraremos al Padre, Espíritu Santo. Esto es lo que llamo Panteísmo Bíblico Judeocristiano, no la otras teorías panteístas existentes, tema que expondré en el futuro, si Dios lo concede.
  • Hay hombres que son y no son; y hay hombres que no son y son.
  • No todo lo que ves es, es lo que no ves.
  • Hay seres que provienen del Ser; y hay seres que provienen del ser.
  • Únicamente hay tres ontologías: Ontología de YHWH, ontología del Mal y ontología humana.