LA REINA DEL CIELO

Según el Diccionario Bíblico Vila-Escuain Aserà era una diosa cananea de la fertilidad, esposa de Baal (en Ugarit de El,  el padre de los dioses). Su imagen fue venerada en Jerusalén (1 Rey. 15. 13); en Israel (1R 16.33); en el templo de Baal en Samaria (2Rey. 21. 3, 7). Su símbolo, llamado también Aserá, era  “el árbol santo” o “tronco sagrado” junto al altar. Según mis investigaciones está diosa es la misma Astarté, Astar o Istar, principal divinidad de Mesopotamia, diosa del amor y del deseo, pero también de los combates bélicos. Posteriormente fue venerada en Asiria y Siria con el nombre de Astart. Los griegos la asimilaron a Afrodita, convirtiéndola en Astarté.

Astoret que significa una esposa fue diosa de los fenicios y de los sidonios. Es la misma Istar con otro nombre. Era consorte (cónyuge)  de Baal. Se trataba de un culto derivado de Babilonia, donde Istar representaba a la estrella matutina y vespertina (como en la mitología de Quetzalcoatl) Pasó de Babilonia con ligeros cambios en su nombre, a todas las naciones alrededor. En Canaan pasó a ser la diosa de la luna, en tanto que Baal era el dios sol. Los inmorales ritos que acompañaban al culto de Istar en Babilonia pasaron a Canaan, y formaron parte de las practicas idolátricas que los israelitas fueron llamados a extirpar. Es a menudo llamada, como arriba mencionamos, Astarté su nombre en griego. Llamada Astarot en Jue. 2. 13.

Es llamada esta diosa con muchos nombres, pero en esencia la misma deidad femenina, también “reina del cielo” en Jer. 7. 18; 44.17,18,19, 25.

Esta “reina del cielo” es la que los católicos romanos llaman en el quinto misterio.