EL CONOCIMIENTO BÍBLICO JUDEOCRISTIANO

El proceso enseñanza-aprendizaje del conocimiento bíblico judeocristiano para la construcción de alma-espíritu-cuerpo humano, para una eficiente construcción social humana tiene tres componentes medulares que son:

1) Conocimiento instructivo (teórico y/o a priori) . Es decir, que tiende a suministrar conocimientos de la teoría del bien y la teoría del mal al educando y al educador.

2) Conocimiento formativo (práctico y/o a posteriori). Este posee la finalidad de originar hábitos y actitudes  benignas en el educando y educador.

3) Conocimiento recreativo. No significa diversión y recreo. Sino del verbo transitivo recrear, que proviene del latín recreare <<crear de nuevo; volver a la vida>>. Ya que estos dos significados etimológicos son el mayor fin teleológico y teológico de la Palabra de YHWH. Crear un nuevo hombre y volver a la vida eterna perdida por la desobediencia.

El máximo conocimiento bíblico judeocristiano es útil para una excelente vida social, económica, intelectual y espiritual, en toda sabiduría y ciencia.

Anuncios