VERSOS ABSTRUSOS

A mi prójimo no puedo comprender,

Porque a Jehová Dios no entiendo;

Por qué al hombre necio,

Lo dejó sin entendimiento;

Y yo que medio entiendo,

No tengo método eficaz

Para enseñar al hombre necio

Que no entiende el conocimiento.

Anuncios

Comentarios a Durkheim

[…] Al analizar estas obras (de DURKHEIM) es importante señalar las diferencias de enfoque entre ellas. Las dos primeras (De la división del trabajo social (1893) y Las reglas del método sociológico (1895) son básicamente funcionalistas y subrayan el papel de la EDUCACIÓN COMO FACTOR DE INTEGRACIÓN SOCIAL –su contribución a reproducir y mantener el “orden social”-; la última destaca el papel de LA EDUCACIÓN COMO INSTRUMENTO DE LUCHA entre los grupos dominantes: lograr el control del sistema educativo para asegurarse el poder en la sociedad, porque el sistema educativo es un “VERDADERO INSTRUMENTO DE DOMINACIÓN DE LAS ALMAS”. (Diccionario de las ciencias de la educación, aula Santillana, p.462).

Estoy de acuerdo con estas dos tesis de Durkheim:

  • LA EDUCACIÓN COMO FACTOR DE INTEGRACIÓN SOCIAL
  • LA EDUCACIÓN COMO INSTRUMENTO DE LUCHA SOCIAL

Más sin embargo, se debe de entender que el sistema político educativo (educación del estado) es el que es “un verdadero instrumento de dominación de las almas”. Ya que la verdadera educación ontológica –del ‘ello-superyó y/o educación verdaderamente integral- hace libre del mal ontológico (“ello”) y esta se rige por la “razón del superyó” y/o “razón moral”. Esta concepción está sustentada en la teoría ontológica del ello-superyó como binomio esencial del Ser humano.

Resulta que la “verdadera educación es un instrumento de liberación de las almas de la ignorancia del mundo físico y espiritual”. En cambio la verdadera educación no es dolosa, sino bondadosa. Esta lleva del mal al bien ontológico. (PEDRO COLL CULUMEDO J250914C12:44APOSENTO).

COMENTARIO COMPLEMENTARIO A DURKHEIM

COMENTARIO COMPLEMENTARIO A DURKHEIM
POR PEDRO COLL CULUMEDO
Durkheim dijo: […] La educación es control social: al interiorizar los valores y creencias de la sociedad, el <> se transforma en <>. Lo <> -la sociedad, la cultura- se convierte en un elemento constitutivo de la personalidad del individuo, que lo regula <>. En esta tesis coincide con S. Freud y es una de sus grandes aportaciones (PARSONS). (Diccionario de las ciencias de la educación, aula Santillana, p. 462).
Acepto esta tesis, pero es exclusiva para los hombres naturales y/o paganos y/o gentiles, más sin embargo, no es para los verdaderos cristianos, ya que la PERSONALIDAD de estos no depende del ‘ello exterior’ y/o cultura social, sino de la PERSONALIDAD y carácter de Jesucristo de Nazaret que emana del Código de fe y razonamientos bíblicos judeocristianos (Santa Biblia Judeocristiana). (PEDRO COLL CULUMEDO). J250914C11:28APOSENTO.