MASS-KILL DE KOLL PARA EL ELLO

Anuncios

MASS-KILL DE KOLL PARA EL ELLO

MAS-KILL DE KOL PARA EL ELLO
¡Hermana! Cuando vayas a la casa de Dios,
Viste con atavío de mujer casta,
Deja tus vestidos de ramera,
Que ciñen senos, glúteos y cadera.

¡Hermana! El sexo es inmoral,
Tus genitales son intimidades,
Son para tu esposo, no para todos.

¡Hermana! Si oras hincada a Dios,
Con una mano te tapas los senos,
Y con la otra tapas tu trasero,
Y tapas los ojos de Dios con un dedo.

¡Hermano! No seas tonto,
A tu mujer todo se le nota,
Es carne para tentación,
Y a los hermanos provoca.

¡Hermano! No vistas de ramera,
A tu hija de pequeña,
Que el gen de la prostitución,
Todos lo llevamos en la carne.

¡Hermano! Si deseas en tu corazón,
A una mujer hermana ramera,
Ya cometiste adulterio subjetivo,
Y se eres joven, cometes fornicación.

¡Joven! El sexo es el secreto,
De la Nueva Era ya muy vieja,
Desde Išthar, Asera, Afrodita o muerte.

¡Amigo! El tabú o prohibición,
Es profundidad satánica,
Es secreto de sacerdotisa,
O qadesh, hieródula o hetera.

¡Hijitos! Para tener inteligencia,
Teman a Jehová con conocimiento,
La inteligencia es apartarse del mal,
Más que pesados números y letras.

¡Hijitos! Esta gaya ciencia,
Es de bajes de pantaletas,
Con sus distinguidas excepciones,
De sujetos funcionales analfabetas.

¡Hijitos! El máximo CI o IQ,
Proviene del temor a Jehová,
Y la gran inteligencia humana,
Es separarse del mal del ello.

Hermano, amigo o hijo,
Razona tu sexualidad,
Que no te animalice,
El Brahama y el dios Kâma.

LA VERDAD

LA VERDAD
La verdad no evoluciona,
En un alto nivel puro,
De conocimiento holístico,
Como única ciencia.

Es sofismas que predican,
Como el decir de un triángulo,
Que en su interior sumen,
Trecientos grados sus ángulos.

La verdad teológica,
Coincide con la lógica,
La ciencia física-matemática,
Y con las ciencias naturales.

No es cierto que haya dos verdades,
Que se opongan entre si,
Será una falsedad,
Contra la verdad sui generis.

Sofismas encuentro en ciencia,
Lógicas falsas expuestas,
Por filósofos, teólogos y exegetas,
Y en mis yoes de mi alma.

La verdad sui generis,
No evoluciona hermano,
Un sofisma es falsedad,
Y una lógica negativa.

De la negatividad que hablo,
Es como la recta numérica,
La izquierda al menos infinito,
Lo positivo a la derecha.

Algunos suman y restan,
Con valores negativos del ELLO,
Más valores positivos del SUPERYÓ,
Resultando un yo negativo.

Avanzamos en la suma,
Hacia el vector epistemológico,
De qadesh hacia qadosh,
Reales y verdaderos sin prósopon.

No somos mojigatos,
Ni de los de la moralina,
Vamos ganando terreno,
Del ello al superyó.

Alienado yo estaba,
Drogado con mis drogas,
Endocrinas de mis glándulas,
De concupiscencias negativas,
De la libido o ello.

No reprimo mis deseos,
Gobierno tirano no tengo,
Solo razono con lógica divina,
Divina del Dios Jehová.

CREO QUE LA AMO

Creo que la amo,
Porque siempre pienso,
Pienso si aún la amo.

Yo creo que si la amo,
Porque toda razón,
Es ella la premisa mayor,
Después de mi Dios.

Yo creo que la amo,
Porque siempre oro,
Oro por ella.

Yo creo que la amo,
La llevo siempre,
La llevo en mi inconsciente.

Yo creo que la amo,
Yo creo que la quiero,
Porque en ella pienso.

Yo creo que la amo,
Porque la he comparado
Con mil mujeres,
Y no la han superado.

CABALLEROS ESPIRITISTAS

 

Ya bien me conocen,
Como yo a ustedes,
Nada podrán hacerme,
Cobardes ocultistas.

Guerrear ya no podrán,
Contra este caballero,
Que es más que campeón,
Bien saben a qué me refiero.

Contra mi luchan y maquinan,
No sé cuando me di cuenta,
Lo que si estoy seguro,
Que se les terminó el tiempo.

Pueden probarme hoy,
Y en sus trampas caerán,
Se las causas de estas,
Aunque de mí no aprenderán.

Con que obstruyas las letras,
Nada ganas amigo ocultista,
¿El sartén tienes en mano?
Y te avala falsa ciencia.
Bellas letras tú haces,
Bellas en forma,
En esencia tengo lo mío,
Caballeros de sabritas.

Si quieres competir conmigo,
No se acepta mi hermano,
Alimento para el alma tengo,
Tú comida chatarra ostentas.

El mercado ya estudié,
Y a ti bien te conozco,
Los míos son ya míos,
Ábrete que llevo lumbre.

Poder ya no tienes,
Bien te tengo medido,
Neófito soy en esto,
Pero se lo que presento.

Caballero sé que eres,
Que te ocultas de tu hermano,
Tus saetas bien conozco,
Aunque te ocultes hermano.

Sé que me tildan,
De problemas de la mente,
A Cervantes lo tienen,
Por loco de remate.

Tu idea fue esa,
Que locura pensaste,
Enloqueciste más tú,
Por el ello y la libido.

Se a lo que temes,
Porque se tu problema,
Que te levante las faldas,
Y vean tu desnudez.

Yo no haré eso,
Ya que tus secretos enseñas,
Desvergonzado perpetuo,
Del confusión bien loca.

No te juzgo para nada,
Solo te advierto que sé,
Tus movidas y pasos,
Aunque tú ni me ves.

El <Aleph> no lo tengo,

Ni la ventana del mundo,
Al ojo que “todo lo ve”,
Ahora todos lo miran.

Contra espiritistas me levanto,
Y ocultistas de la CIA y FBI,
Dependencias de inteligencia maligna,
Que no pudieron con contra Jehová.

Muro de fuego soy,
¿Acaso no me ves?
Bien me conoces amigo,
Ya la prueba pasé.

No me conviene jactarme,
Pero es jactancia curricular,
La gloria sea a mi Dios,
Que por mí ya peleo.

Sé que me lees desde antes,
Pero estas armas no me conocías,
Golpeo con las dos manos,
Que son fe y razón unidas.

Sé dónde estás ahora,
No temas no te delato,
Gracias por ser tu esparrin,
Mira lo que soy ahora.

Soy tu amigo caballero,
Quiero estrechar tu mano,
Aunque ya nos medimos,
Sigo siendo tu hermano.

Traición emana de tu corazón,
Que para mí no proceden,
Las trampas que me pones,
En ellas tú mismo caes.

El león de América soy,
Injertado al de Judá,
Cachorro aun eres,
Que un día lo sabrás.

No te desafío hermano,
Es mi curriculum vitae,
Es mi Odisea cantada,
O andanzas de caballería.

RAZONAMIENTOS

J010911C08:00-20111819
De razonamiento os hablo,
Del los que alumbra mi Dios,
No de los escondidos al necio,
Que son la base de las masas.

He indagado mucho en libros,
Que es un buen razonamiento,
No digo argumento, menos opinión,
Sino silogismos puros y verdaderos.

La fe en Jesucristo de Nazaret,
Bien razonada y demostrada,
Fue más de dos mil años dada,
Apriorismos teológicos divinos.

La razón ya se ha perdido,
Por falta de la luz divina,
Que alumbra el entendimiento,
Para apartar al hombre del mal.

Razonamiento matemático conozco,
Que a la luna a pocos ha llevado,
Razonamiento teológico verdadero,
Al tercer cielo lleva directo.

La razón científica es nula,
Ciegos, guía de ciegos son,
Alquimia satanizada encuentro,
En Oxford, Cambridge y Harvard.

Sí la razón prevaleciera,
El hombre libre fuera,
Lleno está de prejuicios,
Y sigue haciendo animaladas.

Premisa de mi Dios os presento,
Para razonar con nuestro prójimo,
Premisas mayores de lógica,
Constituidas en la santa biblia.

La Santa Biblia judeo-cristiana,
La que tiene el Logos de Dios,
Ese Espíritu Santo sui generis,
Que alumbra al ello, superyó y yo.

Aquí inicia la lógica divina,
Del gran Dios del universo,
Que razona con él el hombre,
Humilde, temeroso y santo.

Santo que proviene de qadosh,
No santo del hebreo qadesh,
Que significa <>,
Consagrado a orgías culticas del mal.

Razonemos y/o discernamos bien,
Comprendamos letras y números,
La historia universal es cíclica,
Hoy las qadesh, hieródulas (o) y heteras,
Son prostitutas sagradas del hogar.

Razonemos con las premisas de mi Dios,
El rey Salomón dijo que “lo que es, ya fue”,
Y hoy la idolatría sigue combinada,
Con la prostitución con-sagrada de satán.

Las hieródulas, qadesh y grandes rameras,
Enseñan la prostitución en la <>,
A nuestras hijas e hijos herencia de Dios.

<> o maestra del hogar,
Dicen algunos sociólogos a la verdad,
A la televisión del hogar,
Que es la destructora y deformadora del sujeto.

El sujeto si es sujeto,
A su ello o carnalidad,
Esclavo de sus pasiones,
Que solo Jesucristo de Nazaret,
Que es la verdad lo librará.

Razona con Dios mi hermana,
Razona a la luz de Jehová,
Si ciñes tus glúteos y senos,
¿Qué cosa tu carne querrá?

El gen de la prostitución,
En el ADN de los niños está,
Los padres maduran prostitutas,
Aceptando la moda de satanás.

Razonemos con la luz de Dios,
Discernamos los sofismas de satán,
El mundo amamos por la carnalidad,
¿Velamos, oramos y la palabra escudriñamos?

Hermano no estudies mucho,
Solo teme a Jehová,
Se frio o caliente,
Tibio Dios te vomitará.

Espía fui en la ciencia,
La falsa enseñanza,
O doctrinas de satanás,
La lógica divina,
Sobre la aristotélica prevalecerá.

Lógicas y sofismas muchos hay,
La lógica divina de los mandamientos,
Temor, amor y conocimiento de Jehová,
He adquirido inteligencia y sabiduría,
Para aborrecer la mentira y el mal.

Lámpara a mis neuronas es tú Logos,
Entendimiento racional único divino,
Que alumbras mi ello y superyó.

Soy escogido como tu heredad,
Tuyo soy mi Dios santo y poderoso,
Real sacerdote, nación santa de Jehová,
Comprado con la sangre de Jesucristo,
Apartado del mundo y la maldad.

Lógica hermano no necesitas,
Sino oración, ayuno y meditar la palabra,
Para discernir lo malo de satanás,
Someterte a Dios, resistir al diablo,
Y el enemigo como todo cobarde huirá.