LAS BODAS DEL CORDERO

LAS BODAS DEL CORDERO
POR SAMUEL GARCÍA RAMOS (1er. ensayo y 1er. borrador).
S080912C15:28
Bienvenido al mundo cristiano. La paz del señor sea con vosotros estimado hermano. Cuán hermoso es estar apresto a los pies del evangelio, el cual está basado en el amor de Jesucristo.
Por el gran amor de Dios, que nos dio a su Hijo único, Jesús de Nazaret, el cual era el Cordero Pascual, el que ya estaba preparado para morir en la cruz del calvario, para darnos redención y vida eterna que es la salvación. Venid gocémonos y démosle gritos de jubilo porque son venidas las bodas del cordero y su esposa se ha preparado de gala y le fue dado que se vista de tela de hilo finísimo, limpio, brillante y blanco. Cuya tela finísima de lino son las justificaciones y virtudes de los santos.
Apreciable amigo, dichosos son los que son convidados a la cena del cordero. Usted y yo estamos cordialmente invitados. Solo que, tenemos que abordar con la invitación en la mano para poder llegar a la tierra de Emanuel (Dios con nosotros). El boleto es Jesucristo. Ya todo está listo. Solo hoy abre tu corazón para que obtengas la salvación. ¡Acéptalo! No lo dejes, ya que el camino no es fácil, porque hay un enemigo que pondrá piedras de tropiezo. Mentira, engaño y falsedad. Tienes que pararte firme en ayuno y oración.
Satanás querrá intimidarte con abusos y distracción. Sabe que le queda poco tiempo y le llega su juicio. No camines por el camino equivocado que te ofrece fama y riqueza, pero al final es camino al despeñadero donde arderás en fuego. El camino de la verdad es Jesucristo, el fiel amigo que nos vino a rescatar, para llegar al lugar celestial. No te quedes. No digas no puedo. Camina, corre, no seas cobarde, no te frustres. Al pecado, déjalo. Ven y verás el camino a la felicidad. El cordero te está esperando para que te vengas a gozar en la verdadera felicidad.
Dice el Rey a los siervos. Vayan por los caminos, digan a los llamados, mi comida esta hecha. He apartado mis toros y animales engordados son muertos y, todo está previsto. Venid a las bodas del cordero. Más ellos no quisieron venir. Te has preguntado, ¿no seré uno de ellos? Entre tanto, no esperes, que el Señor se encienda en cólera y mande su ejército y prenda fuego a ti y a tú ciudad.
A la verdad la siega esta lista, la viña se ha llegado, los obreros son pocos, la mies ya se maduró. El Rey de reyes viene en las nubes, sentado en caballo blanco con Poder y majestad. Viene a buscar a los redimidos, puros en santidad. Halla no irá cosa sucia ni persona en pecado y maldad. Sí tú estás preparado, ven a celebrar la canción con arpa y trompeta. Te están esperando en el lugar apartado. Lugar de la Santa Sion. Ya se nos recuerda, falta poco. Dios te bendiga.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s